"BERENJENAS RELLENAS DE ATUN"

La receta de hoy es bien saludable,verduras,pescado y horno, así que vamos a dejar los fritos para otra ocasión, en mi blog aparecen muy poco o nada...no me gustan para nada,en casa los evito en la medida de lo posible, por que teniendo dos peques en casa y que no les haga su plato favorito que son huevo frito con patatas...ya seria un gran delito en mi casa, por que hasta a mi me gusta, entre otros platos. Pero vamos a lo que os traigo hoy, que son estas berenjenas rellenas de atún,es un plato que me encanta, a mis hijos no tanto, pero lo conseguiré...siempre les digo que hay que comer de todo y todo hay que probarlo! Es muy fácil de hacer, y todos los ingredientes los tenemos en casa.


INGREDIENTES:
(para 4 personas)

*4 Berenjenas
*1 Cebolla mediana
*Atún (al gusto, yo le pongo bastante)
*Carne de la berenjena
*140gr de atún
*1 zanahoria
*aceite de oliva
*sal,pimienta y perejil fresco picado
*tomate frito(al gusto)
*Queso rallado para gratinar


PASOS:

Lavamos las berenjenas, las cortamos por la mitad a lo largo y vaciamos el interior, no del todo,
dejaremos relleno para que no se deformen cuando la rellenemos.
Las preparamos en una bandeja de horno para su relleno.
Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite,
en ella cocinaremos la carne de la berenjena,
y la cebolla picadas,
añadiremos sal, perejil picado, pimienta negra molida
y por ultimo el atún con un poco de tomate frito,
removemos y empezamos a rellenarlas,
una vez terminadas, espolvoreamos queso rallado por encima.
Solo queda llevarlas al horno a 180º,
calor arriba y abajo, durante durante 40 minutos,
y los 10 minutos últimos las taparemos con papel de aluminio,
 para que no se quemen mucho.


Que me decís, tiene buena pinta o no? 

Espero que os haya gustado,
nos vemos en la próxima entrada!

BESOS



"PAN DE MOLDE INTEGRAL DE ESPELTA"



El pan de molde casero casi nada tiene que ver con el industrial, su sabor, la textura,
su conservación...además de ser mas barato, es natural y sano 100%.
Tiene una suave y esponjosa textura que gustara a toda la familia,
esta tan rico que no hace falta acompañarlo de nada mas,
aunque en casa ya lo hemos probado tostado para el desayuno,
con un chorrito de aceite de oliva o
con mermelada...de todas de las maneras esta riquísimo.
Si no lo habéis preparado nunca
y queréis un pan de molde como los que vendían antes en las panaderías,
animaros con esta receta,
veréis que realmente es un buen pan de molde casero,
y muy fácil de elaborar.


INGREDIENTES:

*500 gr de Espelta
*125 gr de harina integral
*250 ml de leche(templada)
*100 ml de agua(templada)
*100 gr de mantequilla
*7 gr de levadura seca de panadero
*10 gr de sal
*10 gr de azúcar blanco
*mezcla 5 semillas


PASOS:

Mezclamos en un bol la leche tibia,el agua y la mantequilla,
añadimos la levadura y mezclamos y reservamos.

En otro bol mas grande mezclamos las harinas,el azúcar y la sal,
y añadimos la mezcla anterior donde esta la levadura.
Amasamos hasta que tenga una consistencia firme,nada pegajosa,
si hiciera falta amasamos unos minutos mas,
(yo lo hice con amasadora, pero sino disponéis de ella,se puede realizar perfectamente a mano),
hacemos una bola con las manos aceitadas, y dejamos levar hasta que duplique su tamaño.(1h y media aproximadamente)

Desgasificamos la masa,
moldeamos la masa haciendo un churro y  colocamos dentro del molde,
dejar que leve otra vez hasta que sobresalga del molde(1h aprox.)
Precalentamos el horno a 230º.

Pincelamos la superficie con agua y espolvoreamos las semillas.
Horneamos durante 20 minutos a 220º,y después la bajamos a 180º durante 15 minutos mas.
El total del horneado es de 35 minutos, es el tiempo suficiente.
Dejamos enfriar en una rejilla.


Como podéis ver por el corte,
queda muy esponjoso este pan de molde,
 y con un gran sabor.


Aquí os pongo como conservo yo el pan de molde,
lo dejo ya cortado, preparado y listo para ir cogiendo
en una bolsa de plástico.
Así aguanta tierno y jugoso perfectamente unos días,
como todo lo casero, ya se sabe que no tiene muchos días.
Además si lo preferís congelar, también se puede sin ningún problema.

Espero que os haya gustado,
nos vemos en la próxima entrada.

Miriam